Análisis Cuidado Facial Esencias

CACTUS FLOWER & TIBETAN GINSENG HYDRATING MIST DE KIEHL’S

En el haul de hoy te quiero enseñar algo que me ha regalado una persona muy especial. Es alguien que siempre está a mi lado cuando le necesito, apoyándome en los momentos malos, y compartiendo conmigo los momentos buenos. Así que, entenderás, que desde ya mismo, me va a resultar complicado ser imparcial en este producto, pues es mucho más que un producto envasado, también tiene algo de esa persona. Pero antes de analizarlo por completo toca contar de qué se trata y ya cuando lo use más a fondo, te traeré un análisis más detallado. Dicho esto, ¡empezamos con el haul!

Cactus Flower & Tibetan Ginseng Hydrating Mist (ostias con el nombre…) se trata de una bruma facial hidratante que además purifica nuestra piel, aportando un aspecto más sano y renovado. Su principal atractivo son sus ingredientes, los cuales están pensados para actuar en las condiciones más extremas, convirtiendo este producto en un must.
Tal y como te comentaba en el párrafo anterior, entre esos ingredientes tan destacados, podemos encontrar, entre otros:

 

  • Flor de cactus. Debido a sus propiedades antioxidantes, la flor de cactus es la abanderada en prevenir los signos del envejecimiento así como hidratar la piel.
  • Ginseng tibetano. Aporta fitonutrientes que puede estimular y activar el metabolismo de la piel, así como mejorando la firmeza gracias a su producción de colágeno.
  • Infusión de aceites esenciales de geranio, romero y lavanda. Aportan lucidez y efecto regenerante, ayudando a corregir así las zonas dañadas de la piel.
Lo bueno de una bruma facial como esta es la cantidad de usos que podemos darle. Entre esos usos podemos encontrar los siguientes:
  • Rutina facial. Puedes aplicarla de forma diaria después de la limpieza o sobre el tónico para darle un plus de hidratación.
  • Momento puntual del día. Para usarla de una manera refrescante y ayudando así a revitalizar la piel.
  • Durante un viaje. Ayudando a la piel a mantener su nivel de hidratación debido a cambios de clima y temperatura.
  • Tras aplicar el maquillaje. No supone un obstaculo. ¡Al contrario! Utilizalo en cualquier momento del día.
En cualquiera de sus diferentes usos, la forma de aplicarlo es la misma. Debemos cerrar los ojos y rociar generosamente sobre la piel del rostro y dejar que se absorba por completo.
¿Has utilizado alguna vez una bruma facial? ¿Crees que le darías uso a este tipo de productos? Como ya sabes, tienes a tu disposición el apartado de comentarios para darme tu opinión.
Potis&Man
 
Este post ha sido redactado según el Código Básico.

 

Entradas relacionadas

1 Comentario

  • Responder
    Gretel MonoGretel
    31 enero, 2017 at 5:42 pm

    Hola!!
    Muy cierto que un simple cosmético adquiere connotaciones muy especiales cuando nos llega de manos de personas a las que apreciamos. A mí estas brumas me encantan, sobre todo para antes de dormir y para fijar el maquillaje (o refrescarlo cuando ya lleva puesto unas horas y se me ve más el cansancio que el colorete ajaja). Un placer conocer tu blog. Un abrazo.

Deja una respuesta