QUIEN SOY

Yo. morriteando, siempre.

Tras llevar varios meses preparando el blog y generando contenido para el mismo me doy cuenta que escribir esta sección es más difícil de lo que creía en un principio. He estado buscando información sobre la mejor manera de redactarlo y dándole muchas vueltas y de todas esas vueltas he llegado a la conclusión que hay que ser uno mismo, contar sus  propias vivencias y ser cercano con sus lectores. Pues bien, aquí te abro mi corazón.

Podría empezar a contarte que me llamo Jonathan, que nací en mayo del 88 y que vivo en una preciosa ciudad, A Coruña. Pero sería una forma muy habitual y corriente de contarlo. Y eso no pega para nada con mi personalidad.

Desde que tengo memoria siempre me he sentido un poco diferente al resto. No me gustaba lo mismo que a la mayoría de niños. Mi juguete favorito no era un balón, sino una muñeca. Tampoco me gustaba, ni me gusta, el futbol. En general no soy una persona deportista. 

A esa misma edad ya era un ‘’fashion victim’’ que detestaba aquellos días de la semana en los cuales había que llevar chándal para practicar Educación Física. Qué muermo, tan solo con levantarme y pensar en tener que ponerme un chándal me amargaba el día. Todo lo contrario, cuando mi madre me compraba ropa nueva y era el día de ir de estreno. Que gozada. Por suerte, para mí, esto último era mucho más común que los días del chándal.

Recuerdo pasar las tardes con mi madre y mi prima de compras. Y ahora lo pienso y es normal que a día de hoy me encante ir de compras. Lo llevo en la sangre inculcado desde pequeño, y estoy seguro de que son todas esas vivencias del pasado las que me han convertido en una persona presumida, un poco chulito, algo derrochador y especial.

Repito lo de especial, ya que así me considero pero es un término difícil de explicar, pero te aseguro que soy especial. Si quitamos el deporte y el pescado, pocas cosas hay que no me gustan. ¡Incluso con el deporte voy teniendo mis acercamientos! Soy amante de las plantas y las flores. Mi piso es casi un pequeño invernadero. Pequeño sobretodo.

Me gustan las manualidades y las actividades plásticas. Cualesquiera que sean, todas me entretienen. Lo que sí que es cierto es que, en mi las pasiónes, igual que viene desaparecen. Con la misma fuerza. Creo que soy como las estaciones. Tengo la estación de pintar, y me compro todo el arsenal que hubiese querido tener Picasso. Tengo en mente ir a esquiar y si es posible compro hasta la nieve. Lo mismo con la belleza, cualquier aparato que sale lo tengo que tener. Y si cambia el color, debo comprar el nuevo.

Bueno, si estás leyendo este blog puedes comprobar que el tema de la ‘’belleza’’ lo mantengo y llevo más de 3 años cuidando mi piel. A mi edad tampoco es que sea una cosa de vida o muerte, pero estoy convencido de que nuestra piel es un disco duro perfecto, que guarda todas las maravillas o perrerías que le hagamos.

Otra de mis pasiones son las tecnologías. En general. Si es un aparato de medir la tensión me gusta, si es un móvil de última tecnología me encanta. Y eso lo saben aquellos que me conocen.


Y a estas alturas todo lo que te cuente a mayores sería rizar el rizo y tampoco quiero aburrirte. Ya habrás visto que existe una sección de contacto, siempre disponible para cualquier consulta. Espero que sigas con los ojos abiertos tras esta parrafada. ¡Si es así enhorabuena!

Me despido rogando para que Google no me cobre por palabra escrita. O me tendré que quitar de comprar un par de plantas super chulas que he visto.

Jonathan.