Hace un par de semanas que no me pasaba por el blog y hoy quiero compartir contigo el motivo de esta pequeña ausencia. A la vez que he estado trabajando en el proyecto Potibox también he aprovechado para reflexionar, tomar un respiro y mirar hacia atrás. Revisar el trabajo realizado hasta la fecha es una buena forma de ver lo que he conseguido, de qué modo y qué sacrificios he tenido que hacer para lograrlo. Si bien es cierto que este rincón es muy pequeño estoy muy satisfecho de lo que he logrado hasta ahora, pero debes saber que esto va a cambiar.

Potisman no ha sido mi primer blog, pero sí que ha sido el que me ha ayudado a ver que con trabajo y esfuerzo se alcanzan las metas. Parece una frase de película y ha quedado bastante cursi, pero no voy a modificarla, pues es la realidad. Detrás de cada entrada, cada análisis, cada comparativa, de cada artículo, etc. existen muchas horas de trabajo y esfuerzo.

Y el tiempo tiene un problema, que es muy valioso, pues nunca se recupera. Nacemos una cuenta hacia atrás y por eso es muy importante saber aprovechar cada minuto. Y para mi el blog no es una pérdida de tiempo, es una forma de compartir una de mis grandes pasiones. Por eso sigo aquí y por eso seguiré con el esta bitacora, pero de una forma diferente.

Han sido muchas las marcas que me han escrito para ofrecerme probar sus productos, analizarlos y compartirlos con vosotros. Cosa que hago encantado y que valoro, pues soy consciente de que no todas las marcas con las que colaboro tienen un gran presupuesto detrás y sus productos son dinero y su trabajo es tiempo.

Hasta ahora que ido probando los productos un tiempo prudencial (2-3 semanas) antes de contaros mi opinión, o menos, dependiendo del tipo de producto. Cuidado, antes de seguir quiero dejar claro que nunca he mentido en ninguno de mis análisis y mis opiniones siempre son reales, pero me he dado cuenta de una cosa.

Todos los recursos que pone una marca en mi y la confianza que tienen en mi trabajo tiene que ser recompensado, como mínimo, ofreciendo lo mismo por mi parte. Quiero dar el 200% de mi en todos mis artículos, analizar todos y cada uno de los productos hasta el más mínimo detalle y aprender de todos ellos.

Pero esto tiene un coste que hoy he decidido asumir. Desde ahora mi forma de consumir la cosmética va a ser muy distinta, y me explico. Seguiré utilizando diferentes marcas como hasta ahora pero la forma de utilizar los productos será diferente. Quiero trasladar el valor que tiene cada producto y hacerlo como la marca espera de mi.

Todo esto significa más tiempo, más dedicación y, posiblemente, artículos más espaciados pero más especializados. Desde hoy dejaré de adquirir productos para aplicar la norma: 1 terminado, 1 nuevo. E insisto, no quiere decir que no vaya a hacerme con nuevos productos, pero estos pasarán a una lista de espera hasta que el anterior se haya terminado.

La finalidad de todo esto es poder destacar todas las cualidades de cada producto, conocerlos hasta el más mínimo detalle, detenerse en cada variable y usarlos correctamente. El blog seguirá aquí pero bajo la premisa de ”menos es más”

Todo esto se verá reflejado también en las redes sociales donde iré compartiendo nuevos detalles de cada producto de una forma distinta, devolviendo el protagonismo al producto y restando importancia al coleccionismo de productos. Más no es mejor, solo es más.

Y dicho esto me encantaría que compartieras tu opinión en los comentarios. Me muero de ganas por saber qué opinas de este pequeño cambio en mi filosofía de consumo. Te espero, como siempre, un poco más abajo.

Potisman

Comentarios (14)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable: Jonathan Balay
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.