Estarás de acuerdo conmigo en que es muy complicado hacerse una idea de cómo es un producto con una sola reseña. Estoy seguro de que, muchas veces, antes de decidirte por determinado producto que ves en este blog buscas más información para contrastar. Pues bien, hoy estás de suerte ya que, gracias a la colaboración con Cristina del blog Articdots vas a poder conocer dos puntos de vista sobre un mismo producto.

Dos bloggers que analizan y dan su opinión sobre el mismo producto. Te prometo que, después de leer nuestros análisis, no te quedará otra que comprar el producto que ocupa hoy el blog, se trata de la Manteca Limpiadora de Camomila de la firma The Body Shop.
Mientras escribo estas líneas admito que estoy un poco nervioso por saber si podré estar a la altura del trabajo de Cristina. Si no la conoces no esperes más y síguela por el blog y las redes sociales, sus artículos son un placer para los sentidos. Su forma de contar los detalles hace que quieras continuar en su blog durante horas.

Dicho esto, empiezo con el análisis de este producto que, como ya he dicho, vas a querer tener en tu potiarmario. El que avisa no es traidor, no sigas leyendo si no quieres caer en la tentación. En la web de The Body Shop tiene la friolera de 86 reseñas y una puntuación de 5/5.

¿Qué es?
En esta ocasión este es un punto muy importante de aclarar. Si bien la marca lo describe como una manteca limpiadora, existe la idea errónea y generalizada de que solo sirve para desmaquillar el rostro. Efectivamente es perfecto como desmaquillante, pero para los que no utilizamos maquillaje esta manteca también tiene mucho que ofrecer.
Está indicada para todo tipo de pieles, incluso las más sensibles. Otra de sus ventajas es que es apta para aquellas personas que utilizan lentillas. Destaca la incorporación del aceite esencial de camomila de Norfolk, incluido en el programa Comercio con Comunidades que tiene la firma.
¿Cómo es? ¿Para qué sirve?
El producto se presenta en un envase circular y metálico con una cantidad de 90ml y un precio de 14€. En cuanto a su caducidad te cuento que es de 12 meses desde la apertura del mismo. Lo primero que aprecias al abrir el envase es la textura tan especial y delicada, que convierte la limpieza facial en una experiencia muy agradable y relajante.
En cuanto a sus ingredientes destaca, ante todo, la utilización de la camomila. Se trata de una de las plantas más utilizadas en la medicina natural. En lo que a cosmética se refiere es muy apreciada por sus cualidades regenerantes, desinflatorias y calmantes.
El aceite esencial de la camomila contiene sustancias terapéuticas que son capaces de regenerar la piel. Tiene propiedades vasoconstrictoras y antialergénicas que la convierten en un aliado perfecto para tratar granos o espinillas a la vez que ayuda a cicatrizar las pequeñas marcas del acné y tonificar la piel.
Otro de sus principales beneficios, ahora que llega el sol, es calmar la piel y la irritación tras estar expuesto al sol. Cabe destacar también el aroma de este producto, es muy suave y relajante, no creo que suponga un problema para nadie, al contrario.
¿Cómo se usa?
Como ya hemos comentado, la manteca tiene una textura especial. Tal vez hayas tenido oportunidad de probar el aceite de coco, en ese caso la textura es la misma. Se trata de un aceite solidificado que al entrar en contacto con la piel se convierte en un bálsamo con el que puedes (y debes) masajear el rostro un par de minutos.
Sin prisa, hazlo ligeramente, no es necesario frotar fuerte para que haga su trabajo. Si te maquillas este producto ablandará y se ”comerá” el maquillaje.
Una vez aplicado, este debe retirarse con agua templada hasta su totalidad. Vas a apreciar que, al entrar en contacto con el agua, el bálsamo se convierte en una especia de leche limpiadora. El resultado es una piel limpia y sin restos de maquillaje (si habías utilizado)
Opinión personal
Cuando conocí este producto no lo compré ya que siempre lo veía utilizado como un desmaquillante. Las reseñas que había leído hasta la fecha así lo clasificaban, y como yo no utilizo maquillaje, pues me quedaba con las ganas de disfrutar de un bálsamo limpiador como este.
Por suerte, gracias a The Body Shop, tuve la oportunidad de probarlo y ahora puedo dar mi opinión. Estoy encantado con él, con su textura, con su envase, con el olor y con la composición del mismo.
Si bien es cierto que he llegado a leer en varias ocasiones comentarios de personas que les ha picado algo en los ojos, cosa que no encaja muy bien con la promesa de la marca. Otra de las cosas que he llegado a leer es que es mejor como complemento para una doble limpieza que para utilizarlo solo, pues parece ser que dependiendo del maquillaje utilizado se puede quedar corto.
Yo no he tenido esos dos problemas y solo tengo buenas palabras para este producto. Todos los puntos son buenos para mí y no encuentro ningún punto negativo. Además, a esto hay que sumarle que no es muy dificil encontrar este producto en promoción (por ejemplo al 40%) Por mi parte esta magnífica manteca limpiadora se lleva una puntuación de un 9/10.
Ahora que conoces mi opinión es hora de que visites el Análisis de ArticDots Blog y compruebes que aporta Cristina a mi análisis que, te aseguro, será muy interesante.
¿Qué te ha parecido el producto? ¿Qué es lo que más te ha gustado? ¿Te ha gustado poder conocer el mismo producto desde dos puntos de vista distintos? ¡Te espero en los comentarios!
Potis&Man
 
Este post ha sido redactado según el Código Incentivo

Comentarios (13)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable: Jonathan Balay
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.